miércoles, 29 de febrero de 2012

¿QUIEN ES MÁS REALISTA: EL OPTIMISTA O EL PESIMISTA?

Primero veamos qué es ser una persona realista. Según la R.A.E el realista es aquella persona que actúa con sentido práctico o trata de ajustar su conducta a la realidad. Sería una manera de resolver situaciones teniendo en cuenta tanto lo negativo como lo positivo, es decir, teniendo un equilibrio. No es ni bueno ni malo, es una forma de afrontar las situaciones como otra, aunque no es muy recomendable serlo siempre, los mayores logros e inventores vinieron de gente que era de todo menos realista. ¿un hombre que pueda volar?¿hablar con gente que se encuentra en el otro extremo del mundo?¿desplazarse miles de kilómetros en cuestión de horas? Una persona realista contestaría que no sería posible antes de la creación de los inventos que los hicieron viables, porque se ajustaban a la realidad de ese momento pero eso no era lo que pensaban los inventores, afortunadamente.


jueves, 23 de febrero de 2012

LOS TRASTORNOS DE ESTRÉS Y ANSIEDAD EN LA INFANCIA

Mi hijo no come, mi hijo no habla, mi hijo no se relaciona con otros niños, mi hijo tiene miedo de todo, mi hijo llora cada vez que no estoy con él, mi hijo está siempre nervioso…. Estas frases las solemos escuchar a menudo los profesionales que trabajamos con niños y debemos estar atentos a ellas ya que pueden indicar que existe  algún trastorno de estrés o ansiedad. Cerca del 20% de los niños presenta algún trastorno, entre ellos más del 56% relacionado con el estrés y la ansiedad.

martes, 21 de febrero de 2012

PERDER EL MIEDO AL FRACASO

Thomas Edison hizo más de 1000 intentos fallidos hasta conseguir inventar la bombilla, ¿pensarías de él que fue un fracasado? Pues no lo era, y él tampoco lo pensaba, aunque muchos de sus amigos y conocidos pensaran que era imposible su propósito, una locura. Muchos científicos de la época lo habían intentado y habían tirado la toalla, pero él lo intentó hasta que tuvo éxito. Cuando su ayudante le preguntó por qué se empeñaba en hacer la bombilla después de más de 1000 fracasos, él le contestó “no son fracasos, he aprendido 1000 maneras de cómo no hacer una bombilla”.

Imagínate que Edison no hubiera superado sus fracasos y se hubiera rendido. Afortunadamente, no lo hizo.

Se ha producido un error en este gadget.

Páginas vistas en total