miércoles, 25 de enero de 2012

MEDITAR:UNA SANA COSTUMBRE




Sí os digo que vivimos en un mundo de estrés no os estoy diciendo nada nuevo. Vivimos corriendo de un lado a otro, nuestra atención está focalizada en lo exterior, en lo que sucede fuera, quedando y dejando muy poco tiempo para nosotros mismos. 

Pero, ¿sabías que con sólo 5 minutos al día de meditación puedes mejorar considerablemente tu vida, tanto en nuestra salud física como mental? Todos tenemos al menos 5 minutos para dedicar a nuestra salud.
Nuestro cerebro está expuesto a un exceso de información y de procesamiento y sólo tiene un descanso cuando dormimos, aunque siga trabajando. ¿Por qué no darle un respiro también durante el día? Hacer que se airee, reponga, coja fuerzas, se libre de sus propios pensamientos… Nuestro cerebro es como una máquina y si está todo el día funcionando sin respiro se acaba estropeando. Esto, suele provocar estrés, irritación, ansiedad, sensación de no control sobre nosotros mismos…

La meditación es una sanísima costumbre, existen muchas variantes, si eres principiante puedes comenzar por esta técnica:
1.- En un lugar tranquilo sin interrupciones (apagando el mobil), sentados lo más cómodamente posible (no es necesario tener la postura del loto, podemos estar sentados, si nos acostamos podemos quedarnos dormidos) con la espalda recta.
2.- No es necesario poner música, aunque si te ayuda puedes utilizarla. Relaja cada músculo de tu cuerpo, comenzando por los dedos de los pies y acabando por la cabeza, centrando tu atención en la respiración, poniendo atención en como entra y sale el aire sin alterar el proceso.
3.-No se trata  de poner la mente en blanco, se trata de acallar la mente, así que si te vienen imágenes a la cabeza, vuelve a centrarte en la respiración. Cuando lleves un rato en silencio puedes recordar palabras o imágenes que te hagan sentir bien o crear un “paraíso” personal, un lugar imaginario al que acudir cada vez que medites, tú serás su creador y podrás recurrir a él cuando quieras relajarte.
Cada vez te será más fácil llegar al estado de relajación, los resultados no son instantáneos,
La meditación nos ayuda a reducir el estrés y a calmar la ansiedad (descendiendo la tensión arterial y ritmo cardíaco); nos da tranquilidad; desarrolla la creatividad; puede mejorar los problemas de sueño; reordena la mente, mejora la comprensión de metas y motivaciones y equilibra el carácter; da más conciencia sobre los pensamientos que tenemos, haciendo que éstos no controlen la mente; mejora nuestra autocomprensión de nuestra vida interior, desarrolla la memoria y la atención y fomenta nuestro desarrollo espiritual. En definitiva, mejora toda nuestra vida tanto física como mental dando mayor control sobre uno mismo, capacitándonos para afrontar los desafíos que nos tiene preparados la vida, ¿aun estás dudando de sus beneficios?
Porque recuerda…el que mira hacia fuera sueña, el que mira hacia dentro despierta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Páginas vistas en total