martes, 3 de enero de 2012

AÑO NUEVO... ¿VIDA NUEVA?




Ya comenzamos un nuevo año, una libreta en blanco a nuestra disposición donde ir escribiendo. La mayoría de la gente vive con el piloto automático puesto, vive lo que le dejan vivir, se dejan arrastrar por las circunstancias, no saben lo que quieren o cuáles son sus metas personales… Es difícil conseguir lo que se quiere si en verdad no se sabe realmente lo que se desea. ¿Cómo planificar un nuevo año y como ser más conscientes de nosotros mismos?

Mucha gente o vive en el pasado, regodeándose en un sufrimiento pasado o enganchado a un pasado mejor, o viven en el incierto futuro o el deseo del porvenir. Lo único cierto que tenemos es el AHORA, el pasado no podemos cambiarlo y el futuro es algo incierto, pero el presente está aquí para vivirlo. 


Debemos “darnos cuenta”, ser conscientes de nuestro propio ser, estar en contacto con nuestros deseos, emociones, sensaciones, miedos… todo aquello que forma parte de nosotros para conocernos más y para redireccionar nuestras vidas hacia donde nosotros queramos, no donde hacia las circunstancias nos dirigen. Con ello veríamos como producimos nuestros propios problemas, podríamos ver las dificultades que tenemos ahora y nos ayudaría a encontrar una solución. Para ello una buena técnica es hacer durante unos 2 o 3 minutos, varias veces al día, frases que comiencen por “ahora me doy cuenta de que…”, lo que nos hace centrarnos en el momento presente y que trabajaremos nuestra conciencia. Sin esta capacidad de “darnos cuenta” no es posible elegir conscientemente, estaría limitada nuestra capacidad de acción. Al principio puede resultar complicado pero como todo hábito, podemos ir incorporándolo a nuestro comportamiento después de 21 días, que es lo que necesita el cerebro para modificar sus conexiones neuronales y afianzar nuevos hábitos o cambiar los viejos.

Pocas personas saben realmente cuáles son sus metas personales, metas que son importantes para uno, que al alcanzarlas uno sería mucho más feliz, como puede ser adelgazar, aprender inglés, ir a clases de gitarra, dejar de fumar,… cualquiera de estas puede ser una meta o la que tú quieras, ¿cuál es la tuya? Ahora es un momento ideal para trazar planes concretos, dirige tu atención hacia el resultado, y disfruta del camino, porque la felicidad no consiste en conseguir algo si no en querer lo que tienes. Y si disfrutas de lo que vas consiguiendo el camino será más fácil.


Y recuerda que… sino sabes hacia dónde vas, ¿cómo sabrás que has llegado?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Páginas vistas en total