lunes, 12 de diciembre de 2011

NUESTRO CEREBRO, EL MEJOR ANTIDEPRESIVO NATURAL



En la Universidad de Columbia, el científico Eric Kandel, que destacó en ámbitos como la Medicina, la Psiquiatría y la Neurofisiología, premiado en el año 2000 con el premio Nobel realizó unas fantásticas aportaciones. La investigación se basó en los estudios utilizados con los antidepresivos. Estas pruebas consistían en introducir unos ratones en un cuenco con agua donde no tocan fondo, y tras intentar nadar un rato, los ratones se desanimaban e iban hacia el fondo. Entonces se les administraba un antidepresivo, que se consideraba eficaz si aumentaba la voluntad de vivir de los ratones.

Kandel introdujo unas modificaciones previas. A los ratones se les aplicó el  condicionamiento clásico para que relacionaran un reflejo de seguridad a una señal acústica. Entonces los echaba a nadar, y cuando estaban al límite de sus fuerzas, el científico hacía sonar la señal y los ratones comenzaron a nadar otra vez con energías renovadas. Kandel demostró con este experimento como con un condicionante, en este caso un sonido, podemos activar el cerebro para activar una formación de nuevas neuronas y estimular la liberación de dopamina.  La dopamina es un neurotransmisor liberado por el cerebro implicado en las funciones de cognición, actividad motora, motivación, y recompensa entre otras. Es decir, el antidepresivo y el tono tuvieron el mismo efecto, aunque el tono de “seguridad” afectaba a la dopamina y los antidepresivos afectan a la serotonina.

Hay formas adecuadas para enseñar a las personas está habilidad y beneficiarnos de una forma más sistemática de nuestro cerebro. El condicionamiento aplicado no es más que un aprendizaje, una relación aprendida de un recuerdo con sensaciones positivas, que estimulan nuestra fuerza vital. Para ello, en nuestro dia a dia lo ideal sería rodearnos de personas que nos den sentimientos de seguridad, de fotos que nos traigan recuerdos felices, de animales, de música, visitar un lugar donde uno se encuentre feliz… porque sin duda nuestro cerebro es el mejor antidepresivo natural que existe.

Porque recuerda…todo está dentro de nosotros mismos, solo hay que buscar con profundidad y buscar bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.

Páginas vistas en total